Home POLICIALES

SANTA RITA. Desconocidos hurtaron unas 10 toneladas de granos de soja del interior de un silo sin que nadie se percate y solo no llevaron más porque la capacidad de su vehículo ya no daba para cargar más. Increiblemente el local afectado no cuenta con ningún sistema de seguridad, por lo que fue prácticamente un “regalo” para los ladrones. No se descarta incluso un “autogolpe” El hurto ocurrió entre la noche del domingo y la madrugada del lunes en la colonia Curupayty de este distrito.
La denuncia del hurto de granos de soja fue radicada por los responsables de la firma Silo Agrícola Colonial S.A.I.C., de Jaime Hammes, que se encuentra sobre la avenida principal de la mencionada colonia, a 1.000 metros de la rotonda que conduce a Santa Rita. Según los encargados del local, fueron hurtados 10.000 kilos de sojas que se encontraban guardados dentro de un depósito. Los ladrones llegaron al lugar por una propiedad contigua, donde se hallaron huellas de un vehículo mediano.
La desaparición de los granos fue notada recién el lunes en horas de la tarde por el encargado de la báscula, quien se encargó de avisar a los responsables. En el día del hurto se encontraba durmiendo en un alojamiento dentro del silo el maquinista Ademar De Jesús Silva (25), que manifestó a la policía no haber escuchado nada. Los investigadores mencionaron que el silo no cuenta con custodios, cámaras de circuito cerrado, o cualquier otro tipo de dispositivo de seguridad. Por ese motivo los ladrones no tuvieron ningún tipo de inconvenientes para apropiarse de la soja.

Seis delincuentes motorizados interceptaron a un automovilista que detuvo la marcha de su vehículo ante el pedido de una mujer desconocida y lo despojaron de dinero, celular, y cadenillas. Uno de los bandidos fue detenido posteriormente por la Policía Nacional a pocas cuadras del lugar del atraco. El hecho ocurrió el lunes a las 22:30 horas sobre la avenida Bernardino Caballero y Constitución Nacional, inmediaciones del Parque Alejo García (ex aeropuerto).
La víctima de los motochorros es Candido Dionisio González Cantero, de 59 años, vecino del barrio Catedral, que se encontraba al mando de una camioneta. Los delincuentes lo despojaron de G. 1 millón, una cadenilla de oro, y un aparato celular. Agentes de la Comisaría 1a detuvieron a uno de los bandidos y lo identificaron como Juan Enrique Alderete Troche, de 22, con un antecedente por hurto y dos por hurto agravado. De su poder se recuperó el teléfono móvil del afectado.
González explicó a la policía que circulaba por la avenida Bernardino Caballero en dirección al centro de la ciudad y en la esquina del Palacio de Justicia una mujer desconocida le hizo señas para que se detenga. Pensando que la extraña necesitaba ayuda se detuvo, momento en que seis delincuentes en tres motocicletas lo interceptaron y lo hicieron bajar de su rodado para despojarlo de todo lo que tenía.
Veinte minutos después del asalto los uniformados localizaron a uno de los delincuentes en inmediaciones de la Gobernación del Alto Paraná y lo detuvieron, recuperando el celular de la víctima. El detenido fue derivado a la Jefatura de Policía para guardar reclusión.

Agentes de Investigación de Delitos de la Policía Nacional del Alto Paraná detuvieron ayer al supuesto autor material del asesinato del taxista Wilson Joel Duarte Martínez, cuyo cadáver fue encontrado en aguas del río Monday con 4 impactos de bala el 27 de enero pasado. El ahora detenido contaba con orden de captura y en su poder los intervinientes hallaron un arma de fuego que presumiblemente fue utilizada en el hecho. El adolescente fue capturado frente a su vivienda, ubicada en el Km. 20, lado Acaray, a unos 1.000 metros de la ruta internacional N° 7.Se trata de Ariel Antonio Vera Colman, un adolescente de apenas 17 años, quien contaba con orden de captura por el asesinato del taxista Wilson Joel Duarte Martínez, ocurrido el 27 de enero pasado. El joven fue detenido en una calle vecinal del barrio María Auxiliadora del Km. 20 Minga Guazú cuando salía de su vivienda. De su poder los agentes policiales lograron incautar un revolver 44/40 que presumiblemente había sido utilizado para ultimar al trabajador del volante. Según los intervinientes, el joven confesó el crimen, pero no dio mayores detalles del porque asesinó al taxista.

ANTECEDENTES DEL CASO
El 27 de enero pasado, el cadáver del taxista Wilson Joel Duarte Martínez fue hallado en la orilla del río Monday con varios impactos de bala. Siguiendo con el caso la Policía Nacional halló el vehículo de la víctima en un taller y detuvo a tres adultos y un menor. Uno de los detenidos en ese entonces había confesado el crimen y mencionó que el taxista fue asesinado porque echó un cargamento de marihuana en Canindeyú y se negó a reponer el dinero perdido. En aquella oportunidad el supuesto homicida confeso sería hijo no reconocido de un narcotraficante que actualmente se encuentra con paradero desconocido tras descubrirse que intentó asesinar a un joven. Los restos del trabajador del volante fueron hallados alrededor de las 13 horas en el Km. 22 Monday, a 8.000 metros de la Ruta VII.
DETENIDOS E
IMPUTADOS
Con relación al crimen la Policía Nacional detuvo a los mecánicos Luis Alcides Vázquez Sánchez (47), y Fernando Dos Santos Moraes (31), de nacionalidad brasileña, dueño del taller “Automecánica Carlos”, donde se encontró el automóvil Toyota Caldina blanco, con chapa CBE 817, propiedad del finado taxista. También fueron detenidos el menor J.D.P. (14) y Marcelino Ozuna Hermosa (19), ambos hijos del narcotraficante Felipe Santiago Prieto. El joven es hijo no reconocido del citado narco y autor confeso del asesinato.

300 KILOS DE “RAZONES”
Tras ser capturado Ozuna confesó a los policías que cometió el crimen con complicidad de Ariel Antonio Vera Colmán y Edgar Catalino Fernández, alias “Buchecha”, quienes se encuentran prófugos. El joven explicó que mataron al taxista porque hace seis meses el mismo echó un cargamento de 300 kilos de marihuana en la localidad de La Paloma, Canindeyú. La incautación de la droga significó una pérdida de G. 30 millones para su padre Felipe Santiago Prieto y le exigieron la reposición del dinero. El trabajador del volante se negaba a devolver la plata y por ese motivo decidieron acabar con su vida. Según fuente, Ozuna también contó a los policías que al darse cuenta que sería asesinado el taxista le pidió perdón y juró que devolvería el dinero, pero aun así lo mató porque ya estaba decidido a hacerlo.

Seis proyectos privados, por un total de 17.705.733.723 guaraníes (USD 3.106.269, aproximadamente) fueron aprobados por el Ministerio de Hacienda en enero de este 2017, bajo los beneficios y alcances de la Ley 60/90 “De Inversiones”.
Entre los proyectos más representativos están una nueva actividad para la producción de fertilizantes orgánico-minerales, con un monto de inversión de G. 11.636.501.258; nueva actividad consistente en emisión televisiva por cable en Internet, con una inversión vinculada al programa de G. 3.000.000.000; ampliación de la actividad existente para la elaboración de galletitas, por G. 993.206.260; nueva actividad para producir bebidas alcohólicas (cerveza artesanal), por G. 950.000.000, entre otros.
La promoción de las inversiones privadas bajo el amparo de la Ley 60/90 es de particular interés del Ministerio de Hacienda, de manera a apoyar manifiestamente el crecimiento y desarrollo del sector industrial y productivo, estimular a las empresas que apuestan por el trabajo y fomentar la formalización de la economía nacional.
Los proyectos de inversión aprobados por esta Secretaría de Estado están orientados a ser ejecutados durante un período determinado, que en algunos casos incluso abarca hasta cinco años.
En todos los casos, la promoción de las inversiones y el otorgamiento a las mismas de incentivos fiscales apuntan a la utilización de materias primas y recursos energéticos nacionales; la creación de fuentes de trabajo; el incremento en la producción de bienes y servicios; y la sustitución de importaciones, incorporación de tecnología moderna e incremento de la eficiencia en la producción.
Para poder obtener el beneficio, las empresas deben iniciar sus trámites en la sede del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), presentando los requisitos formales, los cuales incluyen un proyecto de inversión que individualice la actividad a realizar, los representantes legales, montos de la inversión, cronograma y varios otros que hacen a la actividad a realizarse con esa inversión de capital.

Por robo con resultado de muerte y violación de Ley de Armas, la fiscal Analía Rodríguez imputó al adolescente Freddy Javier V. F. (17), quien está sindicado de haber participado de un atraco armado que terminó con la muerte de un hombre.
El hecho se produjo este 18 de febrero, a las 23:00 horas aproximadamente, en el kilómetro 7 Monday, fracción Florida, del barrio Ciudad Nueva, de la capital del Alto Paraná. Resultó víctima fatal Edgar Arsenio Ayala Parra, quien sufrió un disparo de arma de fuego.
Según la investigación fiscal, el menor y otro cómplice, a bordo de una motocicleta, atacaron a Virginia Oviedo cuando estaba por llegar a su vivienda y a punta de arma de fuego le exigieron la entrega de su teléfono celular y otras pertenencias. La mujer comenzó a gritar, pidiendo auxilio, momento en que salió su vecino Ayala Parra con la intención de socorrerla y sufrió el mortal disparo.
Tras el hecho, los presuntos motoasaltantes huyeron del sitio, pero fueron perseguidos por los vecinos, quienes lograron la aprehensión de Fredy Javier. El menor fue entregado a agentes policiales, no sin antes ser brutalmente golpeado por los pobladores. El procesado permanece recluido en la Jefatura de Policía a disposición del Juzgado Penal de Adolescencia. El otro implicado logró escapar y la Fiscalía busca identificarlo a fin de ordenar su detención. La fiscal Analía Rodríguez pidió prisión para el imputado.

HERNANDARIAS. Un recolector de latas que también aprovechaba para cometer algunos hechos de hurtos domiciliarios como extra fue rodeado y molido a golpes por un grupo de vecinos luego que una de sus víctimas reconociera sus pertenencias cuando estaban en su poder. El ratero fue entregado a la Policía posteriormente. Ocurrió el domingo a las 14 horas en el barrio Caacupemí. El ladrón que también fungía de recolector de latas es el joven Miguel Acosta, de 19 años, vecino del citado barrio. Un grupo de vecinos lo molió a golpes y recuperó de su poder un secador de pelo propiedad de Lucía Martínez Villasboa. Posteriormente fue entregado a agentes de la subcomisaría 5a para quedar a disposición del Ministerio Público.
Según los vecinos que atraparon a Acosta, el mismo es un conocido ratero del barrio que en varias ocasiones ya fue pillado cometiendo hechos de hurto domiciliario. En la madrugada del domingo ingresó a la casa de Martínez y se apoderó de algunos objetos. En horas de la tarde la víctima lo vio recorriendo las calles del barrio y reconoció su secador, por lo que pidió ayuda a los vecinos para atraparlo.

DOMINGO M. DE IRALA. El crimen del joven que fue torturado y ejecutado de un disparo en la cabeza podría tener relación con un ajuste de cuentas ordenado por el narcotráfico. Según rumores, la víctima habría “echado” un importante cargamento y por ese motivo fue marcado de muerte por los traficantes. Por otro lado, los investigadores también investigan a los vecinos del finado con quienes mantuvo una discusión el fin de semana.
Según rumores, el asesinato del joven Luis Alberto Guillén Guillén (18), ocurrido probablemente en la madrugada del último domingo, podría estar relacionado al tráfico de drogas en la zona sur del Alto Paraná.
Supuestamente el finado facilitó informaciones que ayudaron a echar un importante cargamento de drogas, presumiblemente marihuana. Por ese motivo los narcotraficantes lo marcaron de muerte y el último fin de semana concretaron su objetivo y luego lo arrojaron en un sojal ubicado en la Tercera Línea de la colonia Italiano Cue.
Por el momento los investigadores no confirman ese dato y apuntan hacia algunos vecinos de Guillén. De acuerdo a los pesquisadores, el sábado el joven mantuvo una pelea con algunos de sus vecinos y se cree que algunos de ellos pudieron tomar represalia.

DOMINGO M. DE IRALA. Un joven que acababa de cumplir la mayoría de edad fue ejecutado con un disparo en la cabeza por parte desconocidos y luego arrojado en medio de una plantación de soja. La víctima también presentaba rastros de haber sido golpeado con saña en las partes bajas. El cadáver fue hallado ayer a la 8:30 horas en la Tercera Línea de la colonia Italiano Cué de este distrito.
El que festejó por última vez en vida su cumpleaños es el joven Luis Alberto Guillén Guillén, de 18 años, que fijaba domicilio en el casco urbano de Domingo Martínez de Irala. El joven fue ejecutado con un disparo en el lado derecho de la cabeza, que le traspasó y salió en la parte posterior izquierda. Además presentaba hematomas en el pene y los testículos, que hacen presumir que fue torturado antes de ser asesinado.
Los investigadores mencionaron que los únicos datos que tienen por el momento es que el sábado Guillén cumplió la mayoría de edad y que esa noche fue visto en una fiesta en el casco urbano de Domingo M. de Irala. Luego de eso abandonó el lugar, pero se desconoce si lo hizo solo o en compañía de otra persona. Ya en horas de la mañana del domingo un agricultor lo encontró muerto en medio de un sojal cuando se disponía a hacer trabajos de siembra. Los restos del joven fueron entregados a su tío Rafael Guillén.

SANTA RITA. Lo que debía ser una reunión entre amigos para jugar billar se transformó en una pelea que terminó con un herido de arma blanca y un detenido. Por fortuna la víctima no sufrió un corte de consideración y fue dado de alta tras recibir asistencia médica. El agresor se escondió en la casa de un pariente, pero luego se entregó al ver que los policías llegaron al lugar. El incidentado encuentro se dio el sábado a las 18:45 horas en el barrio San Miguel.
El que se llevó la peor parte en el incidente es César López Barrios, de 47 años, que sufrió un pequeño corte en la zona de la nuca. Tras ser asistido en un centro asistencial fue dado de alta nuevamente. Su agresor es el joven Alcides Ruíz, de 23, que fue detenido por agentes de la Comisaría 18a luego de esconderse en la vivienda de una tía.
Según los datos, López y Barrios se reunieron en la casa de un amigo en común para jugar billar y luego iniciaron una acalorada discusión. Durante el intercambio de palabras el más joven se apoderó de un cuchillo y atacó a su adversario con intenciones de matarlo, pero para fortuna de la víctima la herida sufrida no fue de consideración. Luego del incidente el agresor corrió para refugiarse en la casa de una tía que vive en el mismo barrio. Cuando los policías llegaron al lugar se entregó y quedó detenido.

Un joven que se encontraba sentado sobre su motocicleta estacionada falleció de forma trágica luego de ser embestido y arrollado por un automovilista que circulaba a gran velocidad por una calle empedrada. El conductor que provocó el accidente quedó detenido. Ocurrió el domingo a la medianoche sobre la calle Naranjal, en el Km. 9,5 Acaray.
El que dejó de existir a causa de la imprudencia de terceros es Sergio Ramón Benítez, de 29 años. Su muerte se produjo de forma instantánea como consecuencia de las múltiples fracturas que sufrió en todo el cuerpo. El motociclista fue arrollado por un automóvil Toyota Caldina negro, con chapa CCS 617, conducido por Juan Ramón Correa Alfonzo, de 26, quien quedó detenido por disposición de la fiscal Analía Rodríguez.
Testigos mencionaron a la Policía Nacional que Benítez se encontraba sentado sobre su motocicleta estacionada cuando repentinamente fue embestido de forma frontal por el automóvil guiado por Correa. Este último circulaba a gran velocidad cuando aparentemente perdió la dirección y se llevó por delante al motociclista, arrollándolo y arrastrándolo por varios metros sobre el empedrado. Posteriormente fue sometido a la prueba de alcotest y dio negativo.