Home POLICIALES

Un motociclista que circulaba a gran velocidad falleció luego de perder el control de su biciclo y estrellarse violentamente contra una columna de cemento. Bomberos voluntarios auxiliaron con vida al accidentado, que posteriormente falleció en el hospital. El accidente ocurrió el sábado a las 22:30 horas sobre la Calle 2.000, a 300 metros de la avenida Julio César Riquelme, en el barrio Ciudad Nueva.
La víctima fatal es el joven Arnaldo Patricio Álvarez Paiva, de 27 años, domiciliado en vida en el mencionado barrio. Su deceso se produjo en la sala de urgencias del Hospital Regional de Ciudad del Este, donde ingresó en estado crítico luego de ser auxiliado en ambulancia por bomberos voluntarios. El finado conducía una motocicleta Maruti plata, con chapa 256 CAC, cuando sufrió el percance.
Un testigo comentó a agentes de la Comisaría 2a que el motociclista circulaba a gran velocidad por la Calle 2.000 en dirección a la avenida Julio César Riquelme, cuando repentinamente perdió el control de su biciclo y se estrelló violentamente contra una columna de cemento de la Ande. Los bomberos voluntarios lo encontraron aún con vida pese a las graves lesiones y lo trasladaron inmediatamente al centro asistencial.

La fiscala Liliana Denice Duarte investiga a dos hombres por los hechos de hurto agravado y apropiación de un vehículo. La víctima había adquirido a cuotas el rodado y dejó para la reparación de la chapería en un taller y de allí fue escondido por el vendedor en complicidad con el chapista, que sería su pariente.
La denuncia fue presentada ayer por Nelson Javier Brítos Portillo, vecino del kilómetro 4 de Ciudad del Este. La acción afecta a Juan Bautista Céspedes Zárate, quien había vendido a cuotas el rodado al ahora denunciante y el dueño del taller Hugo Pirovano.
Nelson dijo que había dejado su automóvil Toyota Premio, blanco, placa OAV 441, en el taller de chapería de Pirovano. Debía realizar algunos retoques de pintura al rodado.
El joven fue el martes pasado al taller y ya no encontró su vehículo.
Pirovano le dijo que Céspedes Zárate se había presentado al taller y le mencionó que Nelson adeudaba dos cuotas y por eso iba a llevar el rodado.
Céspedes Zárate sin ninguna orden judicial, hurtó el vehículo y lo escondió. La investigación está a cargo de la fiscal Duarte y en el trascurso de la próxima semana podría disponer la detención de los sospechosos.

PRESIDENTE FRANCO. Un joven que llegaba a su casa a bordo de su vehículo fue sorprendido por dos motochorros mientras abría el portón. A punta de pistola los delincuentes motorizados lo rindieron y robaron su automóvil. El atraco ocurrió el jueves a las 22:15 horas sobre la calle Misiones casi Piribebuy del barrio San Sebastián.
La víctima de los bandidos motorizados es el argentino Luis Emanuel Arévalos Benítez, de 29 años, que fue despojado de un automóvil Toyota IST rojo, con chapa CCL 265, registrado a nombre de Susana González Mareco. Los delincuentes se movilizaban en una motocicleta roja y uno de ellos portaba un arma de fuego.
En su denuncia radicada en la subcomisaría 11a el afectado mencionó que estaba llegando a su casa y que bajó para abrir el portón. Repentinamente llegaron los dos motochorros y uno le apuntó con un arma de fuego para pedir la llave del automóvil. El mismo delincuente tomó el volante y huyó raudamente con su cómplice que conducía el biciclo.

HERNANDARIAS. El indígena que a principios de esta semana desapareció en las aguas del río Acaray luego de lanzarse para nadar fue hallado por otros nativos que realizaban incesantes búsquedas. El cadáver del nativo ahogado ya se encontraba en avanzado estado de putrefacción. El hallazgo se produjo el jueves a las 17:30 horas en la colonia Toryvete de este distrito, en la misma zona donde de la desaparición.
El que ya podrá ser enterrado de manera digna es el indígena Clemente Benítez, de 50 años, de la parcialidad d Mbya Guaranía. El mismo estaba desaparecido desde el pasado 13 de febrero a las 16:30 horas, cuando se lanzó al cauce del río Acaray para nadar y no salió más a la superfície. Sus restos fueron hallados por otros nativos de su misma etnia, quienes se encargaron de las hacer las búsquedas ante la ausencia de bomberos y militaron en el lugar.
Según los antecedentes, en el día de su desaparición Benítez se encontraba pescando en compañía de su amigo Lucio González. En un momento se le ocurrió lanzarse al agua para refrescarse, pero la corriente lo arrastró hacia el fondo pese a ser considerado un excelente y experiente nadador. El caso fue informado a la Fiscalía para hacer la entrega del cadáver a los parientes del finado.

HERNANDARIAS. Una mujer que aparentemente se encontraba alcoholizada fue encontrada muerta sobre la Supercarretera con rastros de haber sido arrollada por un vehículo. Dos guardias de seguridad la encontraron y avisaron a la Policía Nacional. Se desconoce el tipo de rodado que provocó el accidente y al conductor que se dio a la fuga. Ocurrió el jueves a las 2:40 horas a 200 metros de la reserva biológica Tatí Yupí.
La víctima de arrollamiento que fue abandonada en medio de la calle fue identificada como Catalina Enciso Esquivel, de 66 años, con domicilio desconocido. La misma falleció de forma instantánea a consecuencia de las múltiples lesiones que sufrió. La fiscal Estela Mary Ramírez dispuso que los restos de la mujer sean trasladados hasta la funeraria Jardín Celestial hasta que algún pariente aparezca.
Dos guardias que custodian la entrada de la reserva Tatí Yupí dijeron a agentes de la Comisaría 24a que antes del accidente la mujer se encontraba sentada en las inmediaciones, en aparente estado de ebriedad. Luego se levantó y caminó por la banquina de la Super-carretera en dirección a la rotonda Area 6.
Minutos después ya la vieron tendida en medio del asfalto, sin moverse. Alegaron que no vieron el tipo de vehículo que la atropelló.

Un taxista que fue víctima del hurto de su vehículo hace tres semanas logró recuperar el rodado luego de verlo fortuitamente circulando por la calle al mando de un desconocido. El trabajador del volante siguió al extraño y pidió ayuda a la Policía Nacional. Posteriormente el conductor dijo haber comprado el automóvil de su vecino, quien a su vez mencionó que lo adquirió de un mecánico en Foz de Iguazú. Ocurrió el miércoles a las 21 horas en el barrio San Miguel, próximo a la orilla del río Paraná.
El taxista Ricardo Samuel Duarte Villalba logró recuperar su automóvil Toyota Caldina blanco, con chapa CAD 275, luego de verlo fortuitamente circulando por la calle al mando de un desconocido. El vehículo había sido hurtado el pasado 27 de enero en la zona céntrica de la ciudad. Con ayuda de agentes de la subcomisaría 51a llegó hasta el frente de una vivienda perteneciente a Eladio Lezme Robledo, de 40, quien era el extraño que lo conducía.
Al ser informado que el vehículo era hurtado, Lezme indicó que lo compró de su vecino Daniel Alberto Acuña, de 36 años. Este último fue ubicado enseguida y también alegó que lo compró de un mecánico en la ciudad de Foz de Iguazú, pero no mencionó su identidad. La Fiscalía citó a ambos “compradores” para presentarse a declarar.

TAVAPY. Durante un control rutinario en el puesto de control de esa localidad, agentes del departamento Contra Delitos Económicos de la Policía Nacional y funcionarios del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (DETAVE) verificaron un camión perteneciente a la transportadora denominada LC, que transportando 39 cajas de cartón de distintos tamaños, conteniendo aparatos electrónicos. En el momento de la verificación los responsables de la carga no poseían las documentaciones que avalen la procedencia de los productos que resultaron ser aparatos celulares, por lo que se procedió a la incautación y el traslado de la carga hasta la Aduana ALGESA del Km 12 de Ciudad del Este para su minuciosa verificación y conteo resguardo.
Una vez en la sede de ALGESA se constató que eran aparatos celulares nuevos en caja cuyas características son las siguientes; 1 IPhone 7 Plus de 256 Gb; 25 IPhone 7 de 128 Gb; 58 Samsung S7 EDGE de 32 Gb; 100 Samsung J5, 6 de 16 Gb; 187 Samsung J2 Prime de 8 Gb; 97 Samsung J7 6 de 16 Gb; 50 Huawei P9 Lite dual sim; 30 Huawei P8 Lite; 50 Motorola Moto G4 Plus.
Toda la carga quedó incautada bajo el resguardo de la Aduana ALGESA. El valor de lo incautado no pudo precisarse aún, sin embargo, según los intervinientes sería millonario.

La jueza Dora Flecha decidió ayer otorgar medidas alternativas a la prisión al procesado Jaime Hammes, propietario de la empresa Agrícola Colonial SAIC, con asiento en Santa Rita. La misma impuso algunas restricciones, como prohibición de salir del país sin expresa autorización del Juzgado, obligación de comparecer una vez al mes al juzgado de paz de Santa Rita a fin de firmar el libro de control y la fianza real sobre una maquinaria agrícola, hasta cubrir el monto de G. 250.000.000.
Hammes se encuentra imputado en el marco de un caso de supuesta estafa, apropiación y usura. La causa está denominada “Jaime Hammes sobre supuesto hecho punible de estafa y usura ocurrido en San Ignacio Guasu”. Los denunciantes son Eri Terabayashi y su esposo Claudio Alfredo Neitzel, quienes acusan a Agrícola Colonial de una supuesta “doble facturación” de una deuda contraída. Por tal motivo, Hammes fue imputado en diciembre del año pasado por el agente fiscal penal de la Fiscalía zonal de San Ignacio Guasú, César Alberto González. Los representantes legales de Agrícola Colonial sostienen que la denuncia es falsa y afirman que existen juicios civiles, con sentencia incluso, condenando a los que ahora son denunciantes al pago de la deuda. En tanto, la contraparte insiste en que el presidente de Agrícola Colonial incurrió en los delitos de estafa, apropiación y usura.

LOS CEDRALES. Una joven fue brutalmente agredida y amenazada de muerte por parte de su pareja y su cuñado por el solo hecho de reclamarles para que bajen el volumen de la música. Los agresores incluso la arrastraron y amenazaron con clavarle con un cuchillo para que no realice ninguna denuncia. Los cobardes posteriormente se dieron a la fuga. El hecho ocurrió el martes a las 15 horas en una granja de la colonia Pengo San Miguel de este distrito.
La víctima de la brutal agresión es la joven Sonia Areco Retamar, de 19 años, que sufrió lesiones y quedó con hematomas en varias partes del cuerpo. Como autores de la cobarde paliza están sindicados son su pareja Daniel Aranda Gómez, de 23, y su cuñado Rolando Aranda Gómez, de 19, quienes se encuentran con paradero desconocido por el momento. La denuncia fue radicada en la Comisaría 16a.
La víctima explicó a los policías que ella y su pareja trabajan como encargados de una granja y que el martes a la tarde los hermanos Aranda se reunieron en el lugar para compartir una ronda de tragos a base de vino. Para acompañar el encuentro colocaron música a alto volúmen. Como se sentía un poco mal pidió a su novio y su cuñado que bajen el volumen para que pueda descansar, lo que motivó la golpiza.
Según la joven, su pareja le aplicó varios puñetazos en distintas partes del cuerpo y la derribó en el suelo. Pese a que ya se encontraba tendida semiinconsciente, su novio continuó con la agresión y le propinó una patada en el estómago. Luego se apoderó de un cuchillo y pidió ayuda a su cuñado para arrastrarla. Mientras la arrastraban amenazaron con clavarle en el cuello y el abdomen, para que no radique ninguna denuncia. Para su suerte, sus agresores decidieron huir antes de matarla.

Rateros ingresaron a una de las secretarías de la Escuela “Augusto Roa Bastos” (Area 1) y hurtaron equipos informáticos y cables del lugar. Los ladrones aprovecharon el silencio de la madrugada para actuar y rompieron una ventanilla para poder entrar dentro de una de las salas. El hurto ocurrió presumieblemente en la madrugada del martes y fue pillado en horas de la mañana por el vicedirector de la institución.
La denuncia del hurto fue radicada en la Comisaría 7a por la docente Jorgelina Torres López, directora de la escuela, quien mencionó que fueron sustraídos un monitor de 14 pulgadas y un pronlongador de 15 metros. Ambos objetos se encontraban guardados dentro de la Secretaría General.
La docente mencionó que el lunes a las 18 horas se retiró de la institución luego de trancar todas las puertas y ventanas de las distintas salas. El martes a las 7 horas el vicedirector Ernesto Ordoñez se llegó a la escuela y al ingresar en la secretaría se percató que desconocidos rompieron los vidrios de la ventanilla y hurtaron al monitor de la computadora y un prolongador. Actualmente la citada escuela pasa por refacciones, por lo que no se descarta que algún obrero pueda tener relación con el caso.