Home POLICIALES

SANTA RITA. Un repartidor de mercaderías que quedó varado en un camino poco transitado por causa del reventón de un neumático fue asaltado por dos motochorros que a punta de revólver lo despojaron de poco más de G. 17 millones. Los bandidos pasaban por el lugar y aprovecharon la oportunidad. El atraco ocurrió el sábado a las 16 horas en el camino terraplenado de la colonia Fulgencio R. Moreno, en la zona denominada Arroyo Yataí. El que de forma imprevista quedó como una carnada fácil para los delincuentes es Carlos Roberti Ojeda Paredes, de 27 años, empleado de la firma Apolo Import S.A. de Ciudad del Este. Los bandidos lo encañonaron con un revólver calibre 38mm y lo despojaron de una riñonera donde guardaba G. 17,5 millones pertenencientes a la recaudación del día, así como un celular y su cédula de identidad.
Ojeda explicó que se encontraba haciendo reparto de mercaderías varias en compañía del chofer Cirilo González Casco, de 41 años, cuando durante el recorrido uno de los neumáticos del camión sufrió un reventón. Entonces el chofer fue hasta la ciudad de Santa Rita para buscar algún gomero. Mientras esperaba que regrese dos delincuentes en una motocicleta azul se detuvieron en el lugar y lo rindieron con un revólver calibre 38mm, obligándolo a entregar el dinero que llevaba.

PRESIDENTE FRANCO. Un joven y un adolescente que se dedicaban a robar motocicletas para desarmar y vender las partes fueron detenidos por la Policía Nacional luego que una víctima fortuitamente reconociera partes de su biciclo. Tras la detención de los ladrones también se recuperaron en medio de un arroyo piezas de otra moto. La detención de los ladrones de motos se produjo el sábado a las 8:30 horas en el barrio San Blas del Km. 7 Monday.
En el procedimiento realizado por agentes de la subcomisaría 12a fueron detenidos Rubén Darío González, alias “Cachi”, de 22 años, y el adolescente Rubén D.V.C., de 17, ambos vecinos del mencionado barrio.
Con la detención de ambos se recuperaron un tanque y la tapa lateral de una motocicleta Leopard 200cc roja, así como el chasis de un biciclo Thunder Sturmer negro, ambos denunciados como hurtados el año pasado.
Los uniformados llegaron hasta los ladrones luego de ser avisados por el dueño de la motocicleta Leopard 200cc roja, quien reconoció las partes de su biciclo dentro de una vivienda perteneciente a Ricardo Monzón.
Al ser indagado como la pieza llegó hasta el lugar, el dueño de casa explicó que su vecino Ricardo D.V.C. la había dejado allí. El menor fue localizado enseguida y quedó detenido. Explicó que hace dos semanas “Cachi” lo había buscado del colegio en el citado biciclo y lo llevó hasta una zona boscosa para proceder a desarmarlo. En la ocasión las piezas de la otra moto ya estaban en ese mismo lugar, escondidos dentro de un pequeño arroyo.

JUAN E. O’LEARY. Un agricultor que estaba participando de una tensa partida de truco fue detenido luego crear tumulto y balear a uno de los participantes del juego. El mismo se molestó porque uno de los jugadores se negó a pagar una cerveza que estaba debiendo y fue a su casa a buscar su arma de fuego para “solucionar” el inconveniente. Tras el incidente los demás presentes lo atraparon antes que se dé a la fuga. Ocurrió el sábado a las 23:30 horas en una vivienda del barrio Ko’e Rory (lado Sur), a 2.500 metros de la Ruta VII.
El que quería poner orden a su manera y acabó dentro de una celda por casi matar a otra persona es el agricultor Horacio Cristino Martínez González, de 51 años, de cuyo poder se incautó un revólver calibre 38mm con cinco vainillas percutidas. La víctima de disparo es el también trabajador rural Antonio Darío Alvarenga Aquino, de 33, que acusó un balazo en el hombro derecho y fue auxiliado por sus parientes al Centro de Salud local.
De acuerdo a los datos, en la noche del sábado un grupo de amigos se reunió en la vivienda de Venancio Ovelar García para una partida de truco. Todo iba bien hasta que Martínez se molestó con otro jugador que debía una cerveza y se negaba a pagar. Tras una discusión se retiró del lugar advirtiendo que regresaría. Media hora después volvió al lugar armado. Al ver que tenía un revólver en mano los demás jugdores le salieron al paso para pedirle que se retire, pero en vez de eso descargó todas las balas que tenía y acabó hiriendo a Alvarenga en el hombro. Tras el incidente Martínez corrió y subió a su vehículo con intenciones de escapar, pero los jugadores lo rodearon y lo sacaron del rodado a la fuerza para luego entregarlo a agentes de la Comisaría 11a.

Ángel, Ovidio y Atilio Gabriaguez Torales, son hermanos, oriundos de la ciudad de Capiatá, los dos primeros afincados en Ciudad del Este. Todos tuvieron una sola vocación, la de formar parte de la Policía Nacional. Fue así que iniciaron su carrera dentro de la institución uniformada. Todos llegaron a ser comisarios generales. El último a alcanzar el grado máximo de la Policía Nacional fue Atilio Gabriaguez, actual director administrativo de la institución, quien ayer obtuvo el acuerdo constitucional por parte del congreso para ascender al grado de comisario general inspector.
El más “antiguo” entre en los hermanos es Ángel, quien siendo un joven oficial ya fue trasladado al Alto Paraná para cumplir funciones. Estuvo como jefe en diversas reparticiones de la zona como también en la capital del país, llegó a ser director de la primera zona policial, en la capital del país, donde terminó su carrera. Siendo ya oficial subalterno formó su familia y quedó a afincarse en la zona. Hoy día se dedica al rubro de la comunicación pues se desempeña como director de una emisora de radio en Hernandarias.Sus pasos venían siendo seguido por Ovidio quien también estuvo como responsable en distintas unidades del Alto Paraná como también en otros puntos del país. Posteriormente decidió seguir la carrera de derecho, obteniendo el título de abogado. También llegó a ascender al comisario general inspector, llegando a formar parte de la Justicia Policial e incluso director de la quinta zona policial donde terminó su carrera como uniformado.
En la actualidad es el director de tránsito de la Municipalidad de Hernan-darias. Atilio es el más “recluta” entre los tres, ayer el mismo obtuvo el acuerdo constitucional para poder ascender al grado de comisario general inspector, actualmente es director administrativo de la Policía Nacional, cargo que ocupa ya desde la comandancia del comisario general comandante Críspulo Sotelo. Atilio es profesional contable.
Esta es la primera vez dentro de la historia de la Policía Nacional que tres hermanos llegan a ascender a la jerarquía máxima dentro de la institución uniformada.

HERNANDARIAS. Dos presuntos ladrones que habrían participado del hurto de una motocicleta que se encontraba en el patio de una vivienda fueron detenidos luego de informaciones facilitadas a la Policía Nacional por la propia víctima. Los supuestos delincuentes reconocieron que el biciclo estuvo en su poder, pero indicaron que se encuentra con una tercera persona. La detención de los mismos se produjo el miércoles a las 17:30 horas sobre la avenida Las Acacias del barrio Puerta del Sol.
Los presuntos ladrones aprehendidos fueron identificados por agentes de la Comisaría 5a como Angel G.F.G., de 17 años, y Willian Luis Ruíz Díaz López, de 27, ambos domiciliados en el mencionado barrio. Los mismos fueron detenidos con relación al hurto de una motocicleta Kenton GTR 150cc gris, con chapa 141 CDS, que denunciada por su propietario Ever Hugo Giménez Aguiar, de 31, tras ser hurtada en la madrugada del pasado 5 de marzo en el barrio San José.
Con base a informaciones facilitadas por el propio afectado, los policías llegaron primeramente hasta el adolescente Angel G.F.G., quien fue fotografiado al mando de la motocicleta hurtada. El menor reconoció que tuvo en su poder el biciclo y mencionó que la moto se encontraba con Ruíz Díaz. Los uniformados fueron a buscar a este último, que al ser encontrado también confesó que el biciclo hurtado pasó por sus manos y que la última persona que lo llevó fue un tal “Chocho”, cuya identidad no especificó. Este último ya no fue encontrado.

TAVAPY. Representantes legales de Luciano Perrier, acusaron a la “Fundación Perrier” de instigar la invasión de las tierras de su cliente. De acuerdo a los datos, en la noche del miércoles último, cuatro hombres fuertemente armados, empleados de una empresa de seguridad privada de Santa Rita, ingresaron al inmueble, de más de 1.700 hectáreas, intentando tomar posesión del mismo. Cuando intervinieron efectivos policiales de la subcomisaría de Tavapy y agentes de la Agrupación Policial de Protección Ecológica y Rural APER, los guardias manifestaron que estaban actuando por orden de responsables de la Fundación Perrier, quienes por su parte sostienen que Perrier jamás tuvo posesión de las tierras y que incluso existe una sentencia firme de desalojo que será ejecutada.
Según manifestaron los representantes legales de Luciano Perrier, hijo del ciudadano francés Francis Perrier (+), el mismo está en posesión del inmueble hace cuatro años, mediante una medida cautelar obtenida, que presuntamente le permite la posesión y el usufructo de la propiedad. El abogado Jorge Garay Caballero señaló que su cliente está explotando el inmueble, “ya que la Fundación jamás cumplió su papel, motivo por el cual se le concedió a su cliente la medida. Agregó que se trata de un inmueble de 1.760 hectáreas situadas entre los distritos de Tavapy y Santa Rita, de los cuales la mitad es reserva boscosa y la otra mitad es explotada con fines comerciales.
“Mi cliente terminó la cosecha y ahora nuevamente ingresa en época de cosecha. La fundación, de la mano de la abogada Vilma Dias, ahora intentó invadir la propiedad, usando a guardias de una empresa de seguridad privada de Santa Rita.
El miércoles a la noche ingresaron al inmueble, aprovechando que había apenas dos agentes de la APER en el lugar, quienes están custodiando la propiedad por orden judicial”, indicó el abogado.
Añadió que, al enterarse, su cliente inmediatamente presentó una denuncia por invasión de inmueble en la subcomisaría de Tavapy, a lo cual los efectivos policiales se constituyeron en el lugar, corroborando la situación. “Estos sujetos, que dijeron de la empresa de seguridad denominada Máxima, de Santa Rita, y estaban fuertemente armados, reconocieron haber actuado por orden de la abogada Vilma Dias y la Fundación Perrier.
Los mismos se retiraron posteriormente de la propiedad de mi cliente, cuando se les exhibió los documentos que acreditan a Luciano Perrier como legítimo ocupante de la propiedad”, añadió el abogado.

CONTRATADOS PARA
EVITAR ATAQUES
Según representantes legales de la Fundación Perrier, no hubo ningún intento de invasión, sino los guardias privados habían sido contratados para que los empleados de la fundación ya no sean atacados por el empresario Luciano Perrier. Señalaron además que los ocupantes de las tierras, Jaime y Onorio Guntzel, abandonaron la propiedad después de recibir una orden judicial de prohibición de innovar, lo que imposibilita a Luciano Perrier de cultivar las tierras en disputa. Ahora lo que Luciano Perrier pretende es parte de la soja cultivada en forma ilegal, indicaron.Refirieron además que Luciano Perrier había sido declarado por su propio padre, Francis Perrier (+) de “indigno”, motivo por el cual éste en su testamento instó a las autoridades a respetar la fundación, que era su última voluntad, y a todas las personas beneficiadas por ella. Aseguran que Luciano Perrier nunca tuvo la posesión, ya que existe una sentencia firme de desalojo que está a punto de ser ejecutada.La abogada Vilma Días, representante legal de la Fundación, sostuvo igualmente que el abogado Jorge Garay amedrenta a los jueces invocando al senador González Daher, quien por su vez estaría buscando la manera de “vengarse” de Días, por haber denunciado a su esposa por falsificación de firmas, en otro conflicto sobre tierras.

PRESIDENTE FRANCO. Un motochorro que se encontraba al mando de una motocicleta robada fue atrapado por un guardia de seguridad luego de ser sorprendido en el momento exacto en que asaltaba a una mujer que esperaba colectivo. El custodio logró recuperar las pertenencias de la víctima. El cómplice del delincuente atrapado consiguió escapar corriendo. Ocurrió ayer a las 5:30 horas en el barrio Santa Inés del Km. 6 Monday. El delincuente atrapado fue identificado como Francisco Aguilar Guerreño, de 36 años, vecino del barrio San Isidro, con un antecedente por tenencia ilegal de drogas en el 2014. En su poder se encontró una motocicleta Star SK 150cc roja, sin chapa, denunciada como robada por su propietaria Teresa Colmán. También se recuperó una cartera perteneciente a una mujer que no pudo ser identificada. Acorde a los datos, Guerreño se encontraba en compañía de otro hombre recorriendo las calles en busca de víctimas. Cuando se detuvieron para asaltar a una mujer que esperaba colectivo para ir a trabajar fueron vistos por un guardia de seguridad que se encontraba cerca. El custodio reaccionó haciendo disparos intimidatorios. Al escuchar los disparos Guerreño intentó subir de nuevo a la moto para escapar, mientras que su cómplice huyó corriendo. El guardia de seguridad consiguió reducir a Guerreño y recuperó la cartera de la víctima, que al tomar nuevamente sus cosas subió a un colectivo y se dirigió a su local de trabajo sin radicar la denuncia correspondiente.

Dos delincuentes interceptaron a los ocupantes de una camioneta con intenciones de robar el vehículo, pero la víctima se avivó y corrió llevando la llave de contacto para evitar el robo. El fallido asalto ocurrió el martes a las 22:40 horas sobre una calle sin nombre casi avenida Choferes del Chaco, en el Area 8.
La víctima de los delincuentes es el joven Alejandro Javier Calonga Torres, de 19 años, que logró evitar el robo de una camioneta Toyota Hilux negra, propiedad de su padre. Los bandidos que intentaron robarle el vehículo se movilizaban en un automóvil Toyota Corolla champagne. Uno de ellos portaba una pistola.
Calonga dijo a la Policía Nacional que estaba llegando a su vivienda en compañía de un amigo cuando a pocos metros fueron interceptados por los delincuentes, quienes atravesaron en su frente el automóvil para cerrarle el paso. Uno de los bandidos descendió con una pistola y les ordenó que desciendan.
En ese momento logró pensar rápido y sacó la llave del contacto y corrió junto con su amigo. Al ver que no podría llevar la camioneta el delincuente abordó rápidamente el automóvil de su cómplice para huir.

Dos indígenas y un adolescente que intentaron asaltar a una mujer para robarle sus pertenencias fueron detenidos por agentes policiales poco después del hecho. La aprehensión de los tres delincuentes se produjo el martes a las 3 de la madrugada sobre la avenida Eugenio A. Garay esquina Arturo Garcete, en las inmediaciones de la Feria Permanente.
Los nativos aprehendidos por agentes de la Comisaría 3a fueron identificados como Catalino Garcete, de 18 años, y Fabián Aquino, de 20, quienes se encontraban en compañía del adolescente Fredy D.G.D., de 17. Los tres fueron detenidos luego de un intento de asalto callejero del cual fue víctima una mujer no identificada.
Los vecinos de la zona alertaron a la policía que los ladrones se escondieron en cercanías de la Feria Permanente.

Un adolescente y un joven que se desplazaban en una motocicleta fueron detenidos luego de burlar un control policial y ser perseguidos. Ambos intentaron esconderse en el predio de un club privado pero sufrieron una caída. El biciclo era conducido por el menor, quien no contaba con ningún documento. El procedimiento fue realizado el lunes a las 15:45 horas sobre la avenida Carlos Antonio López, en el barrio Catedral.
En el procedimiento realizado por personal de la Patrulla Motorizada fueron aprehendidos el adolescente Jorge D.L.A., de 17 años, y Hugo César Torales Villalba, de 20, vecinos del asentamiento 8 de Diciembre. Ambos se desplazaban en una motocicleta Leopard bordó, con chapa 862 CAH, que no contaba con documentos en el momento del operativo.
Los uniformados indicaron que estaban realizando controles sobre la avenida Carlos A. López cuando los ocupantes de la motocicleta se percataron e hicieron una maniobra de retorno. El conductor aceleró la marcha y huyó en dirección al centro de la ciudad. Luego giró sobre la avenida 11 de Septiembre e ingresó al predio del Club Caza y Pesca Monday para intentar esconderse, pero debido a la velocidad y el mal estado del camino perdió el control y se precipitó al suelo con su acompañante.